MDI Venezuela | Propuesta del MDI para asumir los retos del 10 de enero
Postura del MDI que fue consignada el 12 de diciembre de 2018 ante el FAVL sobre las futuras acciones que deben desarrollarse con miras al 2019 y en específico sobre el 10 de enero.
propuesta
5
post-template-default,single,single-post,postid-5,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

PROPUESTA DEL MDI ANTE EL 10 DE ENERO Y LA DIRECCIÓN OPOSITORA

qode interactive strata

PROPUESTA DEL MDI ANTE EL 10 DE ENERO Y LA DIRECCIÓN OPOSITORA

Postura del MDI que fue consignada el 12 de diciembre de 2018 ante el FAVL sobre las futuras acciones que deben desarrollarse con miras al 2019 y en específico sobre el 10 de enero.

Sólo trabajando unidos con objetivos comunes a todos, lograremos el cambio que el pueblo de Venezuela anhela
  1. La necesidad de definir urgente una dirección política hacia la transición y de la transición implica que seleccionemos por consenso una dirección política que tenga la capacidad de asumirse constructora de la transición y capaz de manejar la transición si fuese necesario, a sacrificio de sus apetencias electorales. Una Dirección Política hacia y de la transición debe ser un equipo con capacidad para proponerle al país una salida a la crisis, que le hable al país del camino que viene si salimos de la dictadura, y que a su vez goce del consenso para dirigir con base en la consulta permanente, las acciones y el destino de una oposición unificada, serían los voceros oficiales por áreas. Constituida por 15 miembros en principio, representantes del sector gremial, sindical, empresarial, ONG´s, del área económica, petrolera, del exchavismo o chavismo crítico, de la iglesia, de la juventud, de los partidos políticos, de la comunicación social, del mundo de la cultura y las artes, uno del deporte, también del sector campesino y finalmente el presidente de la AN, estos hombres y mujeres deben comprometerse por escrito, a no aspirar electoralmente en próximos e inmediatos procesos democráticos cuando sean conquistados, para garantizar la armonía con aquellos candidatos naturales que aspirarían a competir en condiciones democráticas dignas. A estos últimos se les debe pedir declinar temporalmente sus democráticas aspiraciones para el momento en que vuelva el Estado de Derecho.
  2. La Dirección Política hacia y de la transición debe estar encabezada por un triunvirato que surja del seno de ella misma, y debe tener réplicas estadales, municipales, parroquiales y comunales.
  3. No es el 10 de enero la fecha determinante de la política opositora, es un nuevo punto de inflexión que deberá ser utilizado para lograr mayor presión internacional y mayor conciencia de movilización y unificación de estrategias de la oposición en su conjunto.
  4. La Plataforma Nacional de Conflicto deberá ser el brazo de articulación para la movilización de las fuerzas sociales al servicio de la nueva dirección política de y hacia la transición.
  5. La junta del  FAVL debe pasar a ser una instancia de orientación y definición de políticas y acciones que nutra a la nueva Dirección Política hacia y de la Transición.
  6. Esta nueva Dirección Política hacia y de la Transición deberá ser presentada al país el 11 de enero.
  7. En manos de esta nueva Dirección política deberá estar el dirigir de inmediato el debate sobre las propuestas inmediatas para un gobierno de transición junto a la Junta de conducción de FAVL y otras organizaciones unitarias.
  8. Todo el proceso de selección de la nueva Dirección política hacia y de la transición deberá ser desarrollado por la Junta de conducción del FAVL, e incorporar para tal fin a representantes de las otras plataformas opositoras (Soy Venezuela y La Concertación) con plena vigencia, en función de lograr el mayor grado de consenso posible.
Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento