MDI Venezuela | Nuestros Valores
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república.
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
15740
page-template-default,page,page-id-15740,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Nuestros Valores

El MDI es un movimiento social venezolano que agrupa a líderes de distintas regiones o sectores de la vida nacional, los cuales han decidido asociarse en Redes ciudadanas para brindarse apoyo mutuo en sus luchas sociales. A partir de este hecho fundamental, el MDI inicialmente, se considera a si mismo «un movimiento de lucha social promotor del ejercicio de la buena ciudadanía» que en definitiva, es el motor que hace que las personas asuman el reto de ser líderes de alguna comunidad o ámbito nacional.
Nuestra organización, tiene la intención de ser primero, un movimiento social consolidado con redes de líderes en todo el país, antes de dar los pasos necesarios para la transformación en un movimiento o partido político formal. Todo esto significa que rechazamos la idea de ser un partido de maletín u organización política sin estructura real de calle, y por eso ahora concentramos esfuerzos en crecer a partir de nuestras redes lideres ciudadanas. Actualmente tenemos presencia en 21 estados del país y en 46 municipios.
Somos una organización de vocación republicana, que valora la libertad y respeto de los derechos humanos, como principios máximos que sustentan el pacto social de convivencia ciudadana de una sociedad. En el terreno ideológico, preferimos definirnos como una organización de visión socioconstruccionista, porque rechazamos la idea circunscribirnos a las etiquetas ideológicas tradicionales, y porque construimos nuestra visión ideológica a partir de las interacciones sociales de los miembros de nuestras redes de líderes ciudadanos.
Creemos en una sociedad de ciudadanos libres e iguales, donde los poderes públicos se ocupen de garantizar las libertades y derechos, teniendo como marco referencial a la constitución. Estimulamos la creación de un sistema económico, político y social que de oportunidades para el bienestar de todos.
Somos celosos defensores de las libertades individuales, sin que la nacionalidad, la raza, credo, género, orientación sexual, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social puedan limitarlas.
En el MDI creemos que es necesaria la promoción de una cultura política de tolerancia y respeto de las ideas de todas las personas (incluidas aquellas que no comparten las nuestras), teniendo como único límite para esa tolerancia, el respeto de los derechos de otras personas.
Creemos en una democracia sin apellidos, donde exista una clara división de poderes, y donde ellos sean garantía de que una sola persona o grupo no monopolice el poder y se convierta en tiranía. Soñamos con un sistema electoral creíble y transparente que no pueda ser manipulado. Defendemos la libertad de expresión en los medios de comunicación, y la consideramos fundamental para la democracia.
Creemos en la necesidad de diversificar la economía y romper con el modelo monoproductor tradicional de Venezuela dependiente de los recursos minerales. Consideramos al recurso humano de Venezuela como su mayor riqueza, y por esa razón vemos a la educación como solución. Consideramos a Venezuela como un Estado parte de una comunidad internacional que es un conjunto de Estados regido por normas del Derecho internacional que nos compromete con el respeto de las libertades civiles, derechos humanos, seguridad, lucha contra el terrorismo y protección del medio ambiente.
Trabajamos para construir un orden o sistema de desarrollo sustentable, formado por subsistemas (económico, político, social, ambiental) que garantice la libre competencia, y permitan el bienestar a todos los ciudadanos a partir de sus emprendimientos o esfuerzos.  Creemos que libre competencia debe ser la generadora por excelencia de riqueza económica que necesita Venezuela para establecer y sostener una sociedad de bienestar e igualdad de oportunidades.
Para Venezuela queremos una economía impulsada por la innovación y educación científica, que en conjunto con la explotación sostenible de nuestros recursos minerales, geografía, y privilegiadas condiciones climáticas, nos permitan convertir al país en una de las 3 potencias económicas del mundo.
Estamos comprometidos en lograrlo a mediano plazo, y para ellos no nos ataremos a recetas dogmáticas ni ideológicas, y recurriremos al lógico aprovechamiento de todos nuestros recursos naturales, en especial el humano.