MDI Venezuela | (Opinión) Claman auxilio nuestros indígenas de Capanaparo. Por Juan Francisco García
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república.
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
17000
post-template-default,single,single-post,postid-17000,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

(Opinión) Claman auxilio nuestros indígenas de Capanaparo. Por Juan Francisco García

Venezuela, es hoy, un país en ruinas, el nivel de deterioro que exhibe cada estructura de nuestra base social, es verdaderamente aterrador, la situación de salud es preocupante, empezando incluso a desatarse epidemias, que no atendidas, diezman a grupos importantes de nuestra sociedad, de nuestra historia, de nuestros orígenes.

Se trata con exactitud de nuestros indígenas apureños, también pasa igual, con los hermanos indígenas, de amazonas, Delta Amacuro, Bolívar y Zulia, hoy todos asediados, por la miseria, la desatención integral de su salud, y mayormente por el hambre, que actúa como una plaga que los extermina, borrando todo vestigio de vida. La atención indígena es inexistente en Venezuela, lo contenido en la Constitución de la República Bolivariana es letra muerta, dejando a la suerte en el caso de apure, un poco mas de 16 mil indígenas, de las etnias: Hivi, Yaruro, Pume, Capuruchano, en aproximadamente 600 comunidades, las más cercanas están a unos 500 kilómetros de distancia de la capital, San Fernando de Apure, siendo algunas de las más importantes, en el Municipio Pedro Camejo: algarrobal, las mercedes del capanaparo, santa barbará de cunaviche, en santa barbará hay la particularidad, de estar las comunidades indígenas en posesión de una finca, que fue poseída por ejercito, quedando allí antenas de comunicaciones abandonadas, hoy la denuncia de los pobladores, de los dueños de fincas, es referente a la ocupación además por grupos irregulares que someten y esclavizan a nuestros indígenas,  aprovechándose sexualmente de las niñas indígenas que tienen más de una cuarta en la cintura, esa es la medida, para el aprovechamiento sexual de nuestras indígenas de 10 y 11 años en adelante.

En el mismo municipio Pedro Camejo, conocido como la ruta de gallegos, por ser el motor de inspiración de Rómulo Gallegos, para escribir la Novela Doña Barbará,  tenemos las comunidades de la macanilla en todo su conjunto; las comunidades de: santa ana, la planta, los mangos, vidal, caño e la guardia I, caño e la guardia II, encontrando en estas comunidades a indígenas guaijivos, y en cunaviche a los hermanos yaruros, en las comunidades: copa de oro, caño negro, entre otras, es muy importante resaltar, las comunidades indígenas del Municipio Achaguas, estas son: toribito, chaparralito, las piedras, el algarrobo, los mangos, las palmas, matas azules, las mercedes, caño amarillo, san José de capanaparo, el rosario, fruta de burro, los médanos, palmarito, las matas, guamote, costa e la pica, con dolor hay que pronunciarnos sobre las denuncias de los pobladores en el caso de chaparralito, donde el aprovechamiento a nuestros indígenas, no es a manos de grupos irregulares de las FARC o el ELN, es el propio ejército venezolano, quien destacado en chaparralito a contribuido a destrozar la moral y la vida de nuestros indígenas.

Ahora bien del Municipio Rómulo Gallegos, mejor conocido en el país, por las fiestas tradicionales de ELORZA, se debe mencionar, las comunidades de boca tronador, puerto infante, elorza, la trinidad de orichuna y muchas otras, en estas comunidades esta la mayor expresión de pobreza de nuestros indígenas, empujados al extremo de la miseria, sin casas, con ranchos improvisados de palos y cubiertos con bolsas negras, sin medicina, sin agua potable, sin comida.

Muchas comunidades indígenas, como el caso de las existentes en la macanilla, y en buena parte del capanaparo, en un tiempo fueron atendidas por misiones religiosas de la iglesia católica, logrando avances importantes en la atención médica y la formación a los compañeros indígenas, sin que perdieran la cosmovisión de su naturaleza, actividad que se vio fuertemente golpeada por las autoridades locales, quienes no solo, no brindan apoyo, sino que bloquearon todas las iniciativas correspondientes para que pudieran llegar grupos de apoyo y logística para llegar a las comunidades indígenas. En el caso de los hermanos indígenas se están muriendo aceleradamente, mueren en cantidades,  el paludismo, la malaria, tuberculosis, y el hambre, se mueren y los entierran en un hueco sin ninguna condición sanitaria, están huérfanos, sin Estado, con la llegada del invierno se incrementaran las muertes, los que logran salir de las comunidades indígenas, están en los pueblos, hacinados en mercados, terminales, en la indigencia y la prostitución, a la vista de toda autoridad.

El Estado Apure, posee una geografía complicada en medio de sus 76.500 kilómetros, con grandes ríos, selvas e incluso montañas en sus fronteras, nuestra cultura envuelve grandes mitos y grandezas, siendo nuestra mayor riqueza la calidad humana de nuestros pobladores, quienes históricamente han hecho de las labores del campo, de la agricultura de la ganadería, nuestro mayor referente, un Estado que le han negado, la posibilidad del desarrollo agroindustrial, para continuarlo dominando, y así seguir en el planteamiento del régimen de Maduro, entregando este Estado para el libre desenvolvimiento de fuerzas irregulares, quienes funcionan como escudo del régimen, en los planteamientos de guerra conjunta diseñada por los cubanos, Apure fue entregado al manejo de gobernadores militares,  mas por la relación con las FARC y el ELN, alcanzando así la pérdida total de nuestra soberanía. Hoy el Estado Apure, clama por atenciones urgentes y una revisión futura de las líneas políticas para el desarrollo del territorio, no pueden seguir valorándonos por los apenas 600 mil habitantes existentes en el Estado, requerimos de una valoración geopolítica y geoestratégica, siendo apure hoy, uno de los de mayor incidencia en el conflicto político, por lo que se alberga en las inmensidades de nuestro territorio.

Es pertinente que la alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, luego de una revisión, incorpore lo que ocurre en los informes de sobre Venezuela, lo que ocurre con los indígenas apureños, que se mueren en masas, producto de las políticas inexistentes por parte de un Estado que ha preferido dedicarse a las relaciones con el narcotráfico y el contrabando de oro, que a brindar atención a de sus habitantes. 

Desde Apure le pedimos al pueblo venezolano que levanten la voz por nuestros indígenas.

Juan Francisco García – Miembro de la comisión de organización del Movimiento Democracia e Inclusión

Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento