MDI Venezuela | (Opinión) Consideraciones sobre la salida electoral a la crisis de Venezuela. Por Juan Carlos D`Elia
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república. Nuestro objetivo es #LibertadOLibertad
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
16812
post-template-default,single,single-post,postid-16812,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

(Opinión) Consideraciones sobre la salida electoral a la crisis de Venezuela. Por Juan Carlos D`Elia

Indudablemente que la opción electoral ha sido a lo largo de la historia y en los últimos tiempos, la que ha permitido a muchas naciones el retorno o ingreso al camino de la democracia y la libertad. En tal sentido, debemos saludar con nuestro corazón pleno de esperanza esta iniciativa de nuestros dirigentes y de la comunidad internacional. Lo cual prácticamente termina de acorralar al régimen de Maduro, dejándolo sin argumentos ante la comunidad internacional, incluyendo a sus aliados del bloque socialista. Esto indica que es prácticamente una realidad la celebración de elecciones en Venezuela, como única salida a la crisis política que desde hace unos años agobia nuestro país.

Sin embargo se hace imprescindible que el pueblo de Venezuela, específicamente los que nos oponemos a este régimen dictatorial, nos preparemos debidamente ante este escenario. Para todos queda claro que es necesario garantizar la transparencia y garantía de resultados que expresen sin lugar a dudas la voluntad del pueblo. Un nuevo CNE, mas allá de imparcial, que sin duda debe ser una de sus cualidades, debe contar con la confianza de ambas partes; unas FFAA neutrales, la presencia de testigos internacionales que certifiquen resultados inequívocos y  la garantía del pleno derecho al sufragio de los venezolanos dentro y fuera del país.

Sin embargo hay algunos aspectos a tomar muy en cuenta para evaluar las posibilidades de éxito para nosotros y no dejarnos llevar por el triunfalismo que se genera, cuando toda lógica, encuestas, análisis, nos llevan a concluir que la victoria es inminente. El régimen cuenta con una votación dura que aunque inexplicable, representa un 20% de la población electoral, la abstención cuando ha habido mayor participación ha rondado el 30%, la diáspora venezolana representa un 20% según Consultores 21, por lo cual quedaría solo un 30% para repartir entre la votación dura de la oposición y los indecisos.

Hago este análisis numérico porcentual a groso modo para que afinemos estrategias y evitar el triunfalismo y el exceso de confianza que siempre ha sido en mi criterio el factor que ha sellado nuestras derrotas. Insisto y no me cansaré de hacerlo, que es clave garantizar la participación de ese 20% ,,que se encuentra fuera del país, el cual, casi en su totalidad es de oposición, pero que hoy permanece abandonado casi a su suerte por los grupos políticos y por las respectivas embajadas de Venezuela en lasdistintas naciones donde nos encontramos. Por experiencia propia puedo afirmar que si no asistimos y ayudamos a la diáspora venezolana, en lo anímico, pero sobre todo en lo económico y lo social, será muy difícil por no decir imposible lograr el voto de esta población migrante.

Por otra parte, pienso que es insuficiente e inviable que solo se pida garantizar el voto en el exterior como parte de las exigencias, son entre 5 y 6 millones de venezolanos electores en el exterior, se imaginan la logística que se requiere?, el traslado del material electoral, logística y en algunos casos transporte de testigos, funcionarios del plan República, los funcionarios de mesa, los espacios que se requieren para el ejercicio del voto, luego el retorno al CNE de todo el material, y de todos los funcionarios, la tardanza en la obtención de estos resultados, entre otras dificultades. Expongo esto sin ánimo de contradecir, solo quiero prevenir para que se afinen estrategias, y que prevalezca la sensatez y el buen juicio. Hay que considerar seriamente lo importante, imprescindible me atrevo a decir que es la atención y organización de la diáspora venezolana, en aras de obtener un triunfo contundente. Hay que propiciar el retorno de los venezolanos a nuestro país o cerca de sus fronteras para que se les haga más expedito el ejercicio del sufragio, para ello se hace necesario sensibilizar a la comunidad internacional para que juntos construyamos métodos y alternativas factibles de mejoramiento de las condiciones sociales y económicas de toda la diáspora venezolana. Cuando se conmemora en estos dias el repugnante y vergonzoso claustro de los judíos durante la segunda guerra mundial, es oportuno el momento para llamar la atención de la comunidad internacional sobre la lamentable crisis y sufrimiento del pueblo de Venezuela, tanto dentro como fuera del país. Dios, La patria y la historia lo espera de nosotros compañeros. «LIBERTAD TU QUE TE HICISTE, LIBERTAD YO AQUÍ TE QUIERO».

Juan Carlos D`Elia- miembro del Movimiento Democracia e Inclusión

Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento