MDI Venezuela | (Opinión) El fracaso del desarrollo en Apure. Por: Freddy Jabano
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república. Nuestro objetivo es #LibertadOLibertad
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
17244
post-template-default,single,single-post,postid-17244,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

(Opinión) El fracaso del desarrollo en Apure. Por: Freddy Jabano

La escasa articulación productiva e institucional del estado Apure, evidencia un fracaso que difícilmente puede ser maquillado o escondido, se han sucedido escándalos tras escándalos de la dilapidación de recursos desde hace muchas décadas, en todas las administraciones, que lejos de generar fuentes de empleo y avances tecnológicos han incrementado la pobreza extrema y con ello el desempleo y la miseria.

En ese contexto, construir políticas públicas, que permitan el Desarrollo Endógeno del Estado Apure y de su contexto inmediato y vital el Eje Orinoco-Apure sigue siendo el proceso recurrente de las opciones en la que se enfrentan los actores encargados de pensar, planificar y decidir.

La relación de lo Global y Local es la clave de la articulación entre nuestras demandas de Desarrollo y las ofertas de inversión. Esta visión ha venido demostrando que la gestión pública en lo local está íntimamente ligada a que; casi ninguna decisión sea posible sin afectar la participación de los actores y colectivos sociales.

Partiendo de ello se hace necesario, para el Estado Apure; insertarse competivamente como región al contexto nacional e internacional.

En ese sentido, si entendemos al Desarrollo endógeno como aquel que intenta potenciar las capacidades internas y si agregamos a ello que busca la total transformación del sujeto (Mas 2007) dotar de contenido ético las acciones sociales sigue siendo un reto, para dar una visión sustentable del proceso, este sigue siendo un reto en que el ciudadano Apureño debe y tiene pendiente para consolidar, mejorar y perfeccionar sus opciones de crecimiento y desarrollo.

Cuando damos, una mirada al proceso de crecimiento y Desarrollo Económico del Estado, este muestra la escasez de iniciativas productivas. Emergen del interior del territorio debilidades no resueltas del proceso productivo, un escaso y débil aprovechamiento de nuestros recursos potenciales y reales. La poca habilidad para la formulación de proyectos en que la sociedad civil es decir el ciudadano se involucre para poder edificar una economía que permita el crecimiento pero también que nos regale un estado más humano.

Solo basta recorrer la ciudad capital para darnos cuenta de lo poco amigable que es, incluso la ciudad para el ciudadano parece un ente agrediéndolo, con escaso sentido de su legado histórico, de espaldas a su rio.

Hacer sustentable el Estado es sin duda el mayor reto ,pero este debe ser el resultado de esfuerzos endógenos, con un sistema especifico de producción, donde los actores económicos y sociales se integren en lo cultural, formando una red compartida de instituciones que incorporan los valores de la sociedad llanera y apureña a su proceso de crecimiento.

El ¿cómo hacerlo?, involucra hurgar en las iniciativas locales para crear un entorno local que defienda su ambiente, con propuestas de acción, para que los decisores enfrenten tomas de decisiones que permitan materializar los objetivos y metas.

Construir una nueva racionalidad ambiental (Leff, 2004.p335) incluye al sistema internacional, en el entendido de las limitaciones que tenemos ante el sistema mismo, como la dependencia, y las relaciones de poder, pero también los múltiples elementos que nos retan como mejorar el medio natural, y la biodiversidad, de manera de responder a las tendencias presentes que señalan la verdadera probabilidad de la modernización, está en la construcción social de una visión de Desarrollo.

Debemos resolver si por el contrario el estado Apure está condenado irremediablemente a ser un territorio dependiente, marginado, en el que se hace estructuralmente imposible el desenvolvimiento pleno de las potencialidades productivas y sociales siendo inevitable ser una región subdesarrollada y marginal.

Finalmente, el Desarrollo nuestro tiene en su interior una dinámica política e institucional particular de; eco-región de los llanos, y de su suerte depende el país y la influencia del Estado Apure en el contexto regional. Creemos que se debe cambiar el enfoque de articulación Regional pero ello depende de sí los apureños y los involucrados en general incluyendo a los políticos están a la altura del diseño de propuesta de implementación de políticas públicas con visión clara de que es lo que queremos, y necesitamos para cambiar la realidad actual.

Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento