MDI Venezuela | (Opinión) La dolarización de Los Caracas atenta contra el derecho a la recreación de los trabajadores venezolanos. Por Ignacio Laya
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república. Nuestro objetivo es #LibertadOLibertad
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
17024
post-template-default,single,single-post,postid-17024,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

(Opinión) La dolarización de Los Caracas atenta contra el derecho a la recreación de los trabajadores venezolanos. Por Ignacio Laya

La conquista de la Recreación y el Tiempo Libre es uno de los episodios más interesantes en la historia de la humanidad. Los protagonistas de estas reivindicaciones salieron de las filas de los trabajadores.  Esa memorable cruzada, comenzada mucho antes del Primero de Mayo de 1886 en Chicago, buscó reducir la inhumana exigencia de trabajo a los obreros de 12 y 14 horas diarias durante 6 días a la semana. Su lema principal: 8 horas de trabajo. 8 horas de reposo y 8 horas de recreación. El trato digno negado al hombre que trabaja todos los días , a veces, por un miserable sustento.

                                                           Una Aberración Histórica

EL día 20 de junio de 1954 debería ser una fecha histórica para los trabajadores venezolanos, dado a que el Congreso Nacional decretó la Ley que crea el Instituto para la Capacitación y Recreación de los Trabajadores (Incret). Mediante la intermediación del Ministerio del Trabajo, al Incret se le confíó todo lo referente al aprovechamiento del tiempo libre, vacaciones anuales junto a sus familiares en las pocas instalaciones destinadas para ello, mediante tarifas ajustadas a su poder adquisitivo.

Es la Ciudad Vacacional de Los Caracas con sus 907,5 hectáreas, infraestructuras de servicios y con capacidad de albergar  en casas, cabañas y hoteles a 2. 500 personas, el icono latinoamericano más importante para la recreación del trabajador cuando fue inaugurado bajo la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez.

Sin embargo, esta ciudad ubicada en la zona este del estado Vargas, quedó afectada  en más de un 50 %  a causa de las lluvias torrenciales de diciembre de 1999 y su atractivo principal, la piscina de agua salada inactiva por más de 20 años. Sorpresivamente Nicolás Maduro, “El Presidente Obrero” , acaba de ordenar su privatización y dolarización  en momentos en que la clase trabajadora está impedida de satisfacer sus necesidades vitales, mucho menos su derecho a la recreación por las tarifas impuestas y le impiden la entrada libre hacia el área de playas y ríos violando aquellas normativas de uso sin restricción a los bienes del dominio público.

 Se trata de una violación de los derechos humanos del ciudadano, razón por la cual los trabajadores del MDI, hacemos un llamado a todas las organizaciones, federaciones y centrales sindicales,  gremios profesionales y comunidades organizadas para que de manera conjunta elevemos nuestro justo reclamo ante las instancias competentes : Ministerio Público, Defensoría del Pueblo, Ministerio del Trabajo, Incret  a pesar de la ausencia del Estado de Derecho. Debemos acudir a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para fortalecer el expediente que esta prestigiosa institución procesa en materia de violaciones de los derechos humanos de los trabajadores.

La Ciudad Vacacional de Los Caracas es un activo de los trabajadores de Venezuela, no puede ser privatizada ni mucho menos dolarizada, al contrario, el estado venezolano está obligado a  satisfacer ese derecho a la recreación, las vacaciones y el disfrute del tiempo libre de los trabajadores por lo que es inaceptable la presencia de esa empresa Promovargas, que mediante una campaña publicitaria ofrece sus espacios en dólares para satisfacer sus intereses económicos y dejar en total indefensión a los trabajadores venezolanos de menores recursos que son los más vulnerables y que el Incret en sus normas prioriza.

Venezuela vive una hora estelar de su historia, los trabajadores debemos ser protagonistas en la lucha por la dignidad y los derechos del ciudadano. Los Caracas nos reclama.  

Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento