MDI Venezuela | Opinión| La próxima jugada de la dictadura para el 5E: A dos presidentes, tres asambleas. Por Nicmer Evans
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república. Nuestro objetivo es #LibertadOLibertad
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
16679
post-template-default,single,single-post,postid-16679,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Opinión| La próxima jugada de la dictadura para el 5E: A dos presidentes, tres asambleas. Por Nicmer Evans

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”

Albert Einstein

La compra de 30 diputados, creando la fracción parlamentaria del maletín, es sólo el inicio de la operación, el objetivo es lograr que no pueda reelegirse Juan Guaidó presidente de la AN. Este fetiche chavimadurista no es solo un capricho, es el inicio del desmontaje del liderazgo más fuerte que hasta ahora ha tenido la oposición venezolana, gústele o no a algunas facciones oposicionistas extremistas y recalcitrantes.

Ahora viene la concreción. Deben lograr que los 30 diputados no se rajen, y para ello la extorsión empieza a operar con familiares detenidos sin que nadie los reclame hasta el 5 de enero después de la votación, llamadas de amenazas o recordatorios, persecución cuerpo a cuerpo, prohibición de salida del país, y los más comprometidos con recursos para movilizar “militantes” para garantizar la victoria, como es el caso del diputado Luis Parra que en Yaracuy ya está convocando a acompañarlo para asumir la presidencia de la AN que ha acordado con la fracción del Psuv.

Por otra parte, los diputados comprometidos con la democracia, deberán operar de manera más sigilosa, casi en la clandestinidad para poder asegurar estar bajo resguardo y garantizar poder estar el 5E en la AN. Deberán sortear persecución, acoso y amedrentamiento, antes y en el mismo sitio de los acontecimientos alrededor del Palacio Federal Legislativo, donde colectivos estarán a la orden del día para intentar atemorizar a los diputados en la entrada al hemiciclo.

Ya en la sesión solemne, el orden del día permitirá que se hagan públicas las propuestas y habrá dos, la de los diputados digno, que no se dejaron comprar por un millón de dólares y la otra proclamada por los que se organizaron en la fracción del maletín. Un candidato será Juan Guaidó y el otro un diputado desconocido hasta ese momento, un tal Luis Parra.

Se procederá a contar los votos, y el centro del debate podría ser el método de conteo, ya que la modificación del reglamento de debates de la AN permite a diputados en el exilio votar de manera digital, mientras que el Psuv y la fracción del maletín alegarán que esto es ilegal según el TSJ, ese mismo que validó la firma digital de Chávez en su convalecencia y permitió su juramentación ausente, desde su lecho de muerte.

Si los diputados demócratas lograr presencialmente la mayoría de los votos, la fracción del maletín tendrá que pagar el dinero recibido de la extorsión de otra manera, quizá como se le paga al diablo: terminando de entregar sus almas, pero si los diputados demócratas tuviesen que apelar al voto electrónico o digital de los diputados en el exilio, la fracción del maletín+Psuv no reconocerían dicha acción e impondrían por la fuerza de la ausencia de la división de poderes real, una junta directiva maletineada, complaciente y seudo opositora que conduciría a una etapa fatal de la institucionalidad en el país, con dos asambleas nacionales y una asamblea constituyente, más dos presidente.

Apostamos porque Guaidó logre de manera asertiva la mejor maniobra para lograr el objetivo de preservar la AN, porque de lo contrario, la resolución del conflicto por vía electoral para el 2020 estaría prácticamente descartada producto del último atentado de la dictadura contra lo que queda en pie de institucionalidad.

Al final es importante dejar claro que el 2020 es de la gente, pase lo que pase.

Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento