MDI Venezuela | (Opinión) Las corporaciones detrás del poder y la pérdida de influencia en las negociaciones. Por Juan Francisco García
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república.
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
16885
post-template-default,single,single-post,postid-16885,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

(Opinión) Las corporaciones detrás del poder y la pérdida de influencia en las negociaciones. Por Juan Francisco García

Las mafias que se han enquistado en el régimen, han tenido su propio espacio-margen para negociar e influir en los posibles acuerdos y soluciones democráticas del conflicto venezolano, en la esfera de intereses que navegan alrededor del problema.

En este sentido, Globovision es más que un canal, su dueño Raúl Gorrín, representa los intereses de altos funcionarios del régimen, que van desde la presidencia del TSJ, hasta un sin número, de militares corruptos, dueños de las importaciones, y los dólares preferenciales, ahora también los dólares manchados de sangre, del ecocidio del arco minero, las ramificaciones del canal, son tan abrumadoras que llegan a banqueros dominicanos, panameños, españoles, grupos aéreos, como lo es el caso de estelar, entre otros, así también su habilidad corruptora, para seducir a diputados, políticos de los partidos de oposición y mantenerlos en un nomina al servicio del régimen de Maduro.

Su nivel de influencia ha sido de tal magnitud que han tenido capacidad de influir en las negociaciones referentes a la transición política en Venezuela, tratando de liberarse de sanciones que comprometen los capitales del consorcio de empresas de vínculos directos de muchos funcionarios del régimen, influencia que ha venido diezmando por el irrespeto y el incumplimiento manifiesto en los acuerdos probables, actuando de tal manera que además facilitan las líneas de control político del régimen a lo interno.

LINEA COMUNICACIONAL: Inclinada totalmente a favorecer la mesita de diálogo nacional, siendo esta,  la oposición a la medida del régimen, tarifada y controlada a través de la nómina diseñada para este fin.

La construcción de un mensaje de paz totalmente impulsando un acuerdo electoral sin garantías, creando sensaciones guerreristas para provocar rechazo en un sector de la población, así como la difusión masiva de los mensajes de Rodríguez Zapatero de lo que debe ser una solución política para Venezuela, por supuesto el señor zapatero un indigno español bien pagado en la nomina.

Una política de entrevistas de Vladimir Villegas y Kiko Bautista, orientadas también al diálogo nacional, reforzando a la mesita, descalificando a los partidos de oposición, al presidente interino Juan Guaidó, cínicamente dándose golpes de pecho tratando de demostrar amor patrio. Un amor infiel, sesgado por el poder del poderoso pago de la misma nomina.

Quizás hace unos meses, su radio de acción les permitía cierta maniobra para hacerse de algunas consideraciones de los grupos de poder que intervienen en las negociaciones, esas consideraciones se desvanecen a medida que transcurre el tiempo y se denota claramente que han utilizado esa benevolencia para ganar tiempo y cubrir espacios para tergiversar y confundir a los actores internacionales, creando además un escenario  distorsionado y manipulado dentro de los actores internos de la lucha democrática, (partidos de oposición) que no han tenido la capacidad de reunificarse en función de los interese del pueblo, y luchar en un conjunto por derrocar a la dictadura.

Vencidos estos obstáculos, y teniendo ya una concepción clara del papel del canal, no dando ya concesiones para el regodeo con la Unión Europea, intentando significar que es posible un gran acuerdo de paz, y unas elecciones con el régimen, queda cortar de raíz todo nexo y arremeter contra este grupo criminal que en esencia representa las mafias que gobiernan detrás del poder, tomando decisiones, estrictamente en el orden económico, sin colocar de relieve las grandes carencias que hoy sufren los venezolanos.

El reclamo de una política seria, sin más dilaciones, con un plan concreto que le devuelva la democracia a nuestro país, pasa por la identificación total de estos sectores para luego ir por el retorno de capitales líquidos y en bienes que son parte del saqueo inescrupuloso que han hecho, globovisión es  un brazo político, comunicacional y financiero de la dictadura.

Juan Francisco García – Miembro de la comisión de organización del Movimiento Democracia e Inclusión

Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento