MDI Venezuela | MDI sobre la propiedad privada
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república. Nuestro objetivo es #LibertadOLibertad
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
15627
page-template-default,page,page-id-15627,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

MDI sobre la propiedad privada

Desde el origen de la humanidad, el poseer implicó una forma de relacionamiento que determinó parte de la realidad histórica y muchas veces el origen de los conflictos de la raza humana. Así como también un  pilar del desarrollo.

Desde Movimiento por la Democracia y la Inclusión (MDI) debatimos el derecho natural de la propiedad privada planteado por Locke…

“El título de propiedad es el trabajo. Es cierto que Dios no ha dividido la tierra ni distribuido sus riquezas, sino que ésta pertenece por igual a todas las criaturas; pero la razón nos enseña que la existencia de la propiedad privada está de acuerdo con la voluntad de Dios, ya que aquello que el hombre obtiene mediante su trabajo (de ese dominio común natural: la tierra) le pertenece tanto como su propio trabajo.”

…y los dos tipos de propiedad privada definidos por Marx “…la que se basa en el trabajo personal y la que se funda sobre la explotación del trabajo ajeno. Olvida que la segunda no sólo es la antítesis directa de la primera, sino que, además, florece siempre (en) su tumba.»

El debate moderno de la propiedad

Además del debate moderno de la propiedad basado fundamentalmente en las modificaciones de la relaciones sociales de producción y el consentimiento asociativo, en reconocimiento de quienes tienen capacidad de emprendimiento y quienes poseen el conocimiento y capacidades técnicas para su desarrollo.

Así, consideramos que la propiedad privada es un valor en función del trabajo y de la capacidad de emprendimiento y articulación de esfuerzos concertados para el desarrollo de la propiedad como promotora de riqueza individual y social, sin complejos, que solo está limitado por los principios éticos del respeto al justo valor del trabajo, el no basar la riqueza en el robo, la estafa o la extorsión y en la acumulación de capital inorgánico que perjudique al colectivo.

La propiedad privada es no solo un derecho sino un deber del ciudadano para el fortalecimiento individual, familiar y social, y la herencia es un derecho adquirido producto del trabajo.

También es un derecho individual buscar opciones de propiedad colectiva,  sin imposición o menos cabo de la intención de acumulación de capital y conectado con la realidad de la sociedad a la que se pertenece o se forma parte.

Quienes tienen capacidad de emprender proyectos productivos, se les debe garantizar las condiciones para su desarrollo, y quienes decidan entregar su fuerza de trabajo para el Estado o para emprendimientos particulares o colectivos deben ser justamente remunerados en función de garantizar una calidad de vida óptima para su desarrollo, es por ello que el Estado debe velar y ser garante de estos objetivos supremos sin ser una estructura intervencionista ni que pretenda jamás sustituir las capacidades creativas y limitar el estímulo que produce la expectativa de riqueza.

La expropiación solo tiene sentido por asuntos estratégicos nacionales contemplados en planes previamente avalados por todos los sectores de la sociedad, y nunca podrá ser producto de una acción arbitraria un capricho en medio de una plaza.