MDI Venezuela | (Opinión) El pacto satánico de Nicolás Maduro. Por Juan Francisco García
El Movimiento por la Democracia y la Inclusión es un partido político venezolano que agrupa a partidarios de distintas tendencias ideológicas, cuya orientación se dirige a la reconstrucción de la república. Nuestro objetivo es #LibertadOLibertad
Partido Político, Venezuela. Caracas, Democracia, Inclusión, Lucha Social, humanidad, república, republicanismo, solidaridad, esperanza, pueblo, pueblo venezolano, gobierno, poder Asamblea Nacional, ideología, amor a la patria, patria, MDI, construcción, pobreza, estadísticas, clases sociales, ayuda humanitaria, Nicmer Evans, Pavel Mudarra, Saverio, Angel Godoy, riqueza, propiedad privada, desarrollo económico, fortuna.
17141
post-template-default,single,single-post,postid-17141,single-format-standard,user-registration-page,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

(Opinión) El pacto satánico de Nicolás Maduro. Por Juan Francisco García

Poco o nunca escribo sobre temas inherentes  a las religiones, cultos, sectas entre otras expresiones espirituales, buenas o malas, blancas o negras. El hecho de haber sido presidente de la sub-comisión de cultos de la Asamblea Nacional, durante tres (03) años,  me llevo a construir relaciones de respeto, con la Iglesia Católica, Iglesia Cristiana Evangélica, hasta con la religión Yoruba y otras corrientes espirituales.

Hace unos días pude leer, una carta de Dios, a Nicolás Maduro, narrada por un extraordinario comediante Venezolano, Laureano Márquez. Donde Dios le daba algunas recomendaciones en torno a la aguda y honda crisis existente en Venezuela, y al agotamiento de su suplicas por ya no tener más que darle, también así, Nicolás agoto sus créditos celestiales.

La benevolencia divina ha sido tanta que aun conociendo de las prácticas Satánicas de Nicolás, su retorcida conducta devocional a la brujería, a la magia negra, a los ritos, a la ofrenda del mal, a la danza de sangre, aun así, Dios lo ha escuchado y le ha respondido a través de Laureano.

Nicolás, hace unos días, en una invocación más a Satanás, con vestimenta blanca, cruzado con hilo rojo, en sus muñecas y pies,  anuncio nuevamente persecuciones, represión, violación de Derechos Humanos para quienes lo adversamos.

En el fondo, Nicolás tiene pavor, y esas intervenciones aunque invocando al propio Lucifer, con la andanada de brujos traídos del áfrica, la india y de cuba,  ya no le dan resultados, porque el bien se impondrá muy pronto sobre el mal.  

Nicolás le ha pedido tanto a Satanás, que ya también con él, perdió su crédito. Así como en Florentino y el Diablo: veremos señores al Diablo Pasar Trabajo.

El régimen Venezolano, hoy, quebrado, sin recursos económicos, sin apoyo internacional, con solicitudes internacionales: por narcotráfico, y terrorismo, sin apoyo de sectores sociales, sin gasolina, apunto de un estallido popular, solo le queda seguir invocando a su pacto vencido con Satán.

Dentro de la lucha espiritual que también debe vencer el pueblo venezolano tiene la orientación clara; Nicolás Maduro no es cristiano, es Seguidor del Sai Baba, un líder espiritual del sur de la India, señalado por violaciones, narcotráfico, delitos financieros, de conducta similar a Maduro sin dudas, de nada vale que Nicolás Maduro contrate pastores evangélicos, y haga ayunos, cadenas de oraciones televisadas, cada vez que lo hace, engaña vilmente al pueblo venezolano, que es fervorosamente cristiano y temeroso de Dios. Nicolás es un experto del cinismo, la simulación, la manipulación y del engaño. 

De una u otra forma su invocación constante al demonio se hará en su propio cuerpo, el infierno de Dante lo recibirá, para que arda en llamas y pague las deudas con Venezuela y la humanidad entera.

Con profunda fé cristiana: Nicolás Maduro pagará.

Sin comentarios

Lo sentimos el formulario de comentarios está cerrado en este momento